Rodolfo Barbá

El 7 de diciembre recibimos la sorpresiva y dolorosa noticia del fallecimiento del Dr. Rodolfo H. Barbá, astrónomo egresado de la Universidad Nacional de La Plata, y científico usuario del CASLEO desde sus inicios.


Rodolfo H. Barbá (primero desde la izquierda) junto a un grupo de compañeros de estudio, durante la Reunión Anual de ls Asociación Argentina de Astronomía de 1987.

Rodolfo H. Barbá obtuvo el título de Licenciado en Astronomía en 1988 y de Doctor en Astronomía en 1994 en la Universidad Nacional de La Plata. Su tesis doctoral fue una de las dos primeras en usar datos del el entonces nuevo telescopio de 2,15 m del CASLEO. Titulada "Estudio espectroscópico de la binaria interactuante W Serpentis", contó con la dirección del Dr. Jorge Sahade, fundador del CASLEO, y cuyo nombre lleva hoy el telescopio de 2,15 m.
Barbá se destacó inmediatamente por su gran capacidad como científico y su habilidad como observador, utilizando diversas técnicas instrumentales, llegando a establecerse como referente internacional en el tema de estrellas binarias y participando en un amplio rango de investigaciones astronómicas. Realizó una estancia de dos años en el Space Telescope Science Institute de EEUU, de donde regresó a La Plata para finalmente asumir un cargo de Profesor en la Universidad de La Serena, Chile. Desde allí mantuvo contacto permanente y colaboraciones con investigadores argentinos, contribuyendo a la formación de discípulos y a la publicación de una larga lista de trabajos científicos.

Los que lo conocieron más estrechamente hablan de una persona excepcional, de una enorme generosidad para compartir lo que sabía, apasionado por la Astronomía y los telescopios, y también por la montaña, la fotografía y la guitarra. Y por sus afectos: la familia, los amigos, y Boca Juniors.

Desde el CASLEO lo despedimos con mucha tristeza, pero de la mejor forma que Rodolfo hubiera querido: con los telescopios trabajando para encontrar un secreto más del Universo.

Algunos testimonios de colegas:

Muy triste!!! Doy fe de lo apasionado que fue por la Astronomía y un gran maestro. Sin palabras... (Dra. Ana Elisa Collado, ICATE - UNSJ)

Muy triste noticia. Un tipazo, un amigo. Un astrónomo de los de todo terreno. A toda una generación nos marcó con sus consejos. (Dr. Damián Mast, Obs. Astronómico de Córdoba)

Una noticia triste y shockeante por lo sorpresiva. Tuve el gusto de aprender de él al inicio de mi carrera. Realmente un gran persona y un investigador muy activo, inteligente, entusiasta y generoso, qué más? (Dr. Jorge Federico González, ICATE - UNSJ)

Profunda tristeza me produjo la temprana partida del querido Rodolfo Barbá, un verdadero bastión de la Astronomía Argentina en Chile. Mis sentidas condolencias a sus familiares y amigos. (Dr. Juan José Clariá Olmedo, Observatorio Astronómico de Córdoba)

Con Rodolfo cursamos juntos buena parte de la carrera.¡Nos doctoramos el mismo día! Siempre fue el mejor de todos nosotros: ingenioso,  brillante, generoso, viendo un paso o dos más adelante. Apasionado de la Astronomía, sacándole siempre un poquito más al telescopio. Tuve el  privilegio de ser su amigo, y conocer sus otras pasiones (la  fotografía; la guitarra y las canciones de Silvio Rodríguez, que Rodolfo tocaba maravillosamente y cantamos en tantos cumpleaños y reuniones).
Hoy esta cruel noticia me encuentra en El Leoncito. Estoy consternado, y no sé si corresponde, o si alguien lo puede ver como un exceso, pero  la bandera va a estar a media asta por lo que resta del turno. Rodolfo  fue muy importante para el CASLEO; además de ser autor en 1994 de una de las dos primeras tesis doctorales con datos del 2,15 (es decir, el telescopio que hoy lleva el nombre de quien fuera su director de tesis, el Dr. Jorge Sahade) nunca dejó de trabajar con este observatorio, formando discípulos y haciendo la mejor ciencia. Aún teniendo acceso a los mejores telescopios del mundo, siempre había datos del TJS en alguno de sus papers, y siempre nos hacía llegar sus ideas para el CASLEO.
Está despejado y en un rato se pondrá el sol. Espero poder observar toda la noche, el mejor homenaje que a nuestro alcance podemos hacerle a Rodolfo, celebrando esta pasión que compartimos.
¡Hasta siempre amigo!

(Dr. Sergio A. Cellone, UNLP - Director CASLEO)